La elección que Enrique Peña regalo al Peje

Por José Luis Zapata Pesina

Era el 2017, las elecciones para gobernador en el Estado de México, el bastión empresarial más importante de nuestro país, el presidente Enrique Peña Nieto envió a su primo hermano Alfredo del Mazo Maza, para contender por la gubernatura, una batalla electoral realmente muy difícil de ganar, donde el PAN tenía como su candidata a Josefina Vázquez Mota y el partido de López Obrador, aventaba al ruedo a Delfina Gómez, una mujer de perfil bajo y sin experiencia alguna en las urnas, según las encuestas y opiniones de expertos en la materia, el PRI estaría perdiendo la elección en dicho Estado, por ende los asesores del Presidente sugirieron entablar una negociación directa con el dueño de la franquicia de MORENA, es decir con Andrés Manuel López Obrador, a quien se le ofreció la presidencia de la Republica a cambio de no hacer ningún movimiento o resistencia civil contra los resultados electorales con ello dar como ganador a del Mazo Maza,  fue una concertación a ojos vistos, nadie dijo nada, nadie se movió, nadie tomo calles y mucho menos gritaron Voto por voto o casilla por casilla como nos acostumbraron los PEJISTAS, hoy a un año de aquellas elección nos dimos cuenta que la Presidencia de la Republica ya estaba empeñada y vendida a los pejistas, ya en campaña en las elecciones de 2018, las cosas se tenían que acomodar, por un lado el PRI simulo estar luchando por alcanzar la victoria, con un candidato externo de nombre José Antonio Meade, el cual jamás se subió al ring,  en toda su campaña sus argumentos fueron pocos e inexactos y con ello no solamente perdió el, sino sepulto bajo tierra a lo que quedaba del PRI, pero algo no estaba saliendo bien en estas elecciones, pues surgió el nombre de Ricardo Anaya Cortez como candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia de la república, un joven estudiado y preparado que estaba listo para exhibir y señalar los actos de corrupción del gobierno actual, quien una y otra vez, expresaba abiertamente en plena campaña,  no nada más investigar sino de meter a la cárcel a E.P.N. y a quienes resultaran responsables de todas los actos de corrupción, como los casos de la  Casa Blanca, cuando en noviembre de 2014 una investigación periodística reveló que la primera dama, Angélica Rivera Hurtado había comprado una casa de USD 7 millones en una exclusiva zona residencial de la capital mexicana, también lo del Secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray Caso, quien nunca supo aclarar lo de su casa de 850m2 se ubica en el exclusivo Club de Golf de Malinalco valuada en USD 500.000, que decir de la Estafa Maestra que entre 2013 y 2014 al menos 11 dependencias habrían desviado dinero público a través de 186 empresas fantasmas  a las que se otorgaron contratos irregulares, y por su puesto  el entramado del caso de la empresa brasileña Odebrecht, que ha causado estragos en las clases políticas de todo América Latina, enviando a la cárcel a funcionarios públicos y presidente de ese país sudamericano, pero que lamentablemente aquí en México su exdirector, no ha sido tocado ni con el pétalo de una rosa, todo ello fue indudablemente una declaración de guerra del candidato Ricardo Anaya contra el jefe del ejecutivo Federal, quien al sentirse amenazado por la avalancha de señalamientos del joven maravilla, no tuvo empacho en utilizar a la P.G.R., como brazo ejecutor para detener a quien en su momento estaba bien posicionado en las encuestas, televisión Azteca, grupo imagen de Ciro Gómez Leyva, periódico el Universal y Televisa, este último hasta les puso a disposición el estadio Azteca para el cierre de campaña de López Obrador, así como otros medios de comunicación nacional, se $umaron al linchamiento mediático para desprestigiar ante la opinión pública, a alguien que tenía derecho como cualquier ciudadano de ser votado y porque no, ocupar el cargo de ser el presidente de este país, está claro que el Sr López Obrador gano en las urnas, pero me queda más claro que Peña Nieto le regalo la presidencia.,  cinco preguntas:  ¿Meterán a la cárcel a E.P.N. o a sus compinches después del saqueo brutal de los recursos financieros? ¿Investigaran la estafa maestra de todos los implicados? ¿Habrá borrón y cuenta nueva y amnistía para los criminales? ¿O se gobernara con el pueblo, para el pueblo como lo dijo hace días López Obrador? ojala que esto no sea nada más un lema del despotismo ilustrado, y que en lo sucesivo no se  convierta en una auténtica falacia del ejercicio en el poder