Computación en la nube

Durante los próximos 10 años, casi todas las aplicaciones y servicios incorporarán un cierto nivel de inteligencia artificial”, dicen en Gartner.

La inversión global en este IoT crecerá un 15% en 2017.

Por ejemplo, Google utiliza la inteligencia artificial en un dispositivo de hardware, Google Home, que no sólo es capaz de entender y responder a las preguntas típicas que se pueden hacer a un

buscador, sino que además se integra con otros dispositivos del hogar para, por ejemplo, reproducir un vídeo, escuchar música o controlar ciertas funciones domóticas. Google Home (129 euros), que ya está disponible en Estados Unidos, llegará a España este año.

Google, Uber y Apple apuestan por el coche inteligente

Por su parte, Amazon cuenta con Echo, un dispositivo que integra el asistente Alexa, capaz de entender peticiones

como poner música, pedir una pizza o solicitar un coche de Uber.

Además, en 2017 seguiremos asistiendo al avance de los chatbots, piezas de software programadas para interactuar con los usuarios a través del lenguaje, y que ya utilizan sistemas de mensajería instantánea como Google Allo o Facebook Messenger.