¡20 años no es nada!

Por Enrique Cárdenas Ochoa

Hasta estos momentos de darle a la tecla, los amantes del poder continúan  haciendo alarde de su instinto de merecimientos. Conforme el reloj político continúa su marcha y los espacios  se reducen, algunos de los aspirantes continúan con su terquedad de querer ocupar la silla que se encuentra en la llamada “Esquina del Poder”.

Y es que solo es cuestión de días y horas cuando los partidos políticos en el Estado, tengan listos a quienes serán sus candidatos a la gubernatura. Los registros ya comenzaron desde el pasado viernes, cuando el primero en brincar al ruedo fue el actual diputado local Jorge Valdéz Vargas, del Sol Azteca.

No es nuevo para muchos que conocen de aguacates que Valdéz Vargas se ha convertido en uno de los empleados  mejor pagados del Gobierno de Egidio Torre. A últimas fechas lo ha demostrado a tal grado que no oculta rendirle tributo públicamente a su pastor.

Lo vimos y observamos la semana pasada cuando los diputados hicieron su  arribo al Palacio de Gobierno, con motivo de la acostumbrada salutación al titular del Ejecutivo Estatal. ¡Poco faltó para que lo hiciera de rodillas!…pero eso es lo de menos, porque no fue el único legislador que dejara de besar la mano, de quien les dá de comer.

Otro que presentó ya  su documentación para obtener su registro como candidato por la vía Independiente es el “Gallo Tamaulipeco”   Francisco Chavira, quien hizo un fuerte llamado a la sociedad del Estado, para que unidos en una sola voz lo elijan con libertad como gobernador.

Por cierto nos enteramos de que  a unas horas de haber estado en el IETAM, estuvo en una entrevista radiofónica con la conductora del noticiero estatal de Radiorama, Guadalupe Escobedo Conde y al ser cuestionado por lo ocurrido cuando fue preso político, habló de personajes del gobierno de Egidio Torre. Después de dicho programa, inmediatamente dieron la orden desde la oficina de Comunicación Social de cancelar cualquier otra entrevista… Así las cosas.

Otros que no cesan en su afán de llegar a la gubernatura del Estado son los del clan de la familia Cárdenas. Por un lado Gustavo Cárdenas Gutiérrez actual diputado federal y dirigente del Partido Movimiento Ciudadano, aunque diga lo contrario, se pela por continuar disfrutando de las mieles del poder desde cualquier trinchera.

En el caso del ex diputado federal Enrique Cárdenas del Avellano no canta mal las rancheras, comentó esta mañana al ser abordado por los  distintos medios de comunicación en un evento que se llevó acabo en el Polyforum.

A propósito de las encuestas dejó entrever que no es incluido en la lista “Saben bien que el que les gana a todos es un servidor, por eso no me pusieron en la encuesta porque el que pagó el sondeo manda y pues no le convenía incluirme”.

Se sabe que a lo largo de la historia de Tamaulipas los personajes que se han visto involucrados en la política de dicho clan, han utilizado todo lo que ha estado a su alcance para salirse con la suya. No basta con tener 20 años transitando de un puesto a otro y creer que esto sea un respaldo para sus aspiraciones a ser candidato del PRI a la gubernatura. Lo interesante sería saber, que han hecho por el Estado y donde han entregado buenos resultados. ¿O acaso sólo han trabajado por el bienestar de sus familias?…la respuesta está en el aire.

A final de cuentas quien tendrá la última palabra si llega o no siendo candidato, será la sociedad quienes juzguen, por qué como reza aquel viejo tango de Gardel… ¡20 años no es nada!